By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. They ensure the proper functioning of our services and display relevant ads. Learn more about cookies and act

No se ha registrado? Crear un OverBlog!

Crear mi blog

Acné: Tratamientos caseros

El acné es una enfermedad de la piel que suele producirse por cambios hormonales. Aunque el más habitual es el acné facial, también pueden aparecer granos en el pecho, en los brazos y en los glúteos.

Tratamientos caseros contra el acné

Los granos se producen por una obstrucción de los poros de la piel. El sebo producido por las glándulas sebáceas, junto con la acumulación de células muertas y las bacterias de la zona causan una pequeña inflamación rojiza que terminará convirtiéndose en un grano o en un punto negro. En el mercado encontramos infinidad de productos antiacné, pero si prefieres puedes seguir unos pequeños consejos que te ayudarán a eliminar los granos o al menos mejorarlos. - Haz baños de vapor o aplica paños calientes sobre la zona afectada. El calor ayuda a abrir los poros y, por tanto, a eliminar la suciedad que se concentra dentro de él. - El ajo, al ser un potente antibactericida, también puede ayudarte. Parte un ajo por la mitad y frota los granos con él. El olor no es muy agradable, así que hazlo preferiblemente por la noche, antes de irte a dormir. - Los cítricos también son buenos aliados. Raya la piel de una naranja, mézclala con agua o leche y aplícala sobre la zona a tratar. O exprime un limón, diluyendo el zumo en agua y utilízalo durante varios días seguidos. - Zumo de tomate o tomate triturado. Aplícalo sobre los granos y déjalo actuar al menos durante media hora. Si lo haces a diario notarás una gran mejoría en poco tiempo. - La sábila o aloe vera natural no sólo mejorará los granos, sino que ayudará en la cicatrización evitando las marcas. Corta una hoja y aplica el jugo sobre la zona. Estos trucos, aunque no son tan efectivos como las cremas y tratamientos anti acné, te ayudarán a mejorar de forma considerable. No obstante, en casos de acné severo o acné quístico es recomendable que visites un dermatólogo para que él te prescriba el tratamiento más adecuado para tu piel.

Consejos para prevenir el acné

Tanto para el acné juvenil como para el acné adulto, es conveniente seguir unas pautas para intentar prevenirlo o, al menos, evitar que empeore: - Lávate la cara frecuentemente con agua y jabón, sobre todo después de sudar, para evitar el exceso de grasa. Procura usar jabones neutros para no alterar el pH de la piel. - Recógete el pelo para que no caiga sobre la cara, especialmente sobre la frente. - Lleva una alimentación equilibrada evitando las comidas demasiado grasas y el exceso de sal. - Nunca te toques los granos con las manos, ya que podrías infectarlos y empeorar la situación.

Artículos misma categoría Dermatología

Repelente para mosquitos: la mejor opción

Repelente para mosquitos: la mejor opción

Los mosquitos se aumentan en épocas en las que aumenta la temperatura como el verano y en zonas en las que hay humedad de pantanos y ríos, lo que incrementa también el riesgo de picaduras y todas las molestias, alergias e incluso enfermedades que puede generar.
¿Cómo se trata con rayos PUVA la psoriasis?

¿Cómo se trata con rayos PUVA la psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad que afecta la piel, las uñas, las articulaciones y el cuero cabelludo. Se dice que es hereditaria o genética. A pesar de ser una enfermedad benigna es altamente crónica, puede presentar periodos de adormecimiento y por cualquier agente alterno como el estrés vuelve a aparecer.
El mejor tratamiento de acné: tres consejos para apaliarlo

El mejor tratamiento de acné: tres consejos para apaliarlo

El acné es una afección de la piel común que no es contagiosa, resulta desagradable y antiestético, no es sencillo tratar el acné ya que lo provocan multitud de factores, como la alimentación, cambios hormonales, bacterias y factores hereditarios. Aparece mediante un exceso de grasa en las glándulas sebáceas. Es importante tratarlo a tiempo y de una forma adecuada para que no deje señales en la piel, que quedarán marcadas para el resto de la vida.