By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. They ensure the proper functioning of our services and display relevant ads. Learn more about cookies and act

No se ha registrado? Crear un OverBlog!

Crear mi blog

Canchas de fútbol: medidas y modelos

Uno de los atractivos del fútbol es la variedad de posibilidades que conlleva su práctica: número de futbolistas, tiempo de duración de los partidos y el propio escenario de juego. En este último aspecto, existen distintos modelos y medidas de canchas, en función del tipo de fútbol que se vaya a practicar. En este artículo, se brindará la información pertinente.

Fútbol convencional

Para el deporte del balompié tradicional, rigen reglas específicas que han sido publicadas por la FIFA ( Federación Internacional del Fútbol Asociado). El reglamento determina que los partidos pueden jugarse tanto en campos de gramilla (pasto natural) como de césped artificial, y que en todos los casos, la cancha debe tener forma rectangular. En cuanto a las medidas que debe tener un campo de fútbol, se establece una diferenciación, según la naturaleza local o internacional de los partidos a disputarse. Para cotejos entre equipos de un mismo país, las canchas deben tener una longitud de entre 90 a 120 metros, y un ancho, de entre 45 a 90 metros. Para partidos internacionales, el reglamento establece medidas no tan extremas: la longitud debe ser de entre 100 a 110 metros, y el ancho, de entre 64 y 75 metros.

Futbol de salón

Para jugar fútbol de salón- también llamado "fútbol sala" o "futsal", se necesitan 5 jugadores por equipo, y una cancha con piso de cemento o tablón de madera. Si bien el formato de la cancha sigue siendo rectangular, sus dimensiones son mucho más acotadas que en el fútbol convencional. Para partidos internacionales, las canchas deben tener 35 metros de largo y 18 metros de ancho. En caso de competencias nacionales, se puede jugar en rectángulos aún más reducidos, de hasta 24 metros por 18.

Fútbol 5 y Fútbol 7

Estas dos modalidades surgieron como opción de juego para personas con algún tipo de discapacidad, e incluso ya se han incorporado como disciplinas específicas en los Juegos Paralímpicos. El "fútbol 5", disputado por personas ciegas o con baja visión, se juega en una cancha también rectangular, que debe tener un largo de entre 38 y 42 metros, y una anchura de entre 18 y 22 metros. En el caso del futbol 7 o "football 7" ( adaptado a personas con parálisis cerebral), se juega en canchas de entre los 30 a 45 metros de ancho y de entre 50 a 65 metros de largo. En esta última variedad, las porterías también tienen medidas diferentes: 6 metros de ancho por 2 metros de alto.

Fútbol playa

En los países costeros, dotados naturalmente de extensas playas, es muy común la disputa de torneos de "Fútbol Playa". Un juego de fútbol playa se disputa con 5 jugadores por equipo, y se juega en tres tiempos de 12 minutos cada uno. Más allá de esas diferencias, la más notoria es precisamente la cancha de juego, la que debe estar íntegramente cubierta por arena. A los efectos de ser validado para una competencia oficial, el escenario tiene que medir unos 35 metros de largo por 25 metros de ancho.

Artículos misma categoría Fútbol

¿Cómo entrenar a niños en fútbol?

¿Cómo entrenar a niños en fútbol?

Entrenar a niños para que jueguen al fútbol puede ser una de las tareas más divertidas y estimulantes que existen. Simplemente hay que entender que sus necesidades van más allá de simplemente patear el balón.
¿Qué es la Liga Nacional de Futsal?

¿Qué es la Liga Nacional de Futsal?

La Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) abarca a los clubes que compiten en las máximas divisiones de este deporte en España. Está considerada como la mejor liga del mundo e integrada, actualmente, por 16 equipos en División de Honor y 19 clubes en División de Plata.
Pepe: Biografía

Pepe: Biografía

Pepe es un defensor central portugués de origen brasileño que se ha destacado, tanto en los clubes donde ha jugado como en su selección, por su técnica individual y su capacidad para la marca. En 2007 se convirtió en una de las contrataciones más caras del Real Madrid.