By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. They ensure the proper functioning of our services, analytics tools and display of relevant ads. Learn more about cookies and control them

No se ha registrado? Crear un OverBlog!

Crear mi blog

Keti Soeng

Keti Soeng

Viajera, lectora, matemática. No hay placer mayor que el compartido.

Blogs

El blog de Keti Soeng

El blog de Keti Soeng

No hay mayor placer que el compartido: Viajar a través de la palabra por Australia, Birmania, Botswana, China, Cuba, India, Isla de Pascua, Polinesia, Puerto Rico, Siria, Sudáfrica, Tailandia, Vietnam, Zambia. Y por ciudades de Europa: Amsterdam, Atenas, Berlin, Bruselas, Budapest, Florencia, Madrid, Moscú, París, Praga, Roma, Santiago, San Petersburgo, Venecia, Viena... O en Imágenes por: Abu Dhabi, Argentina, Bali, Camboya, Costa Rica, Cuba, Dubai, Egipto, Guatemala, Indonesia, Jordania, Kenya, Maldivas, Marruecos, Mexico, Mozambique, Nepal, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana, Rusia, Seychelles, Sri Lanka, Tanzania, Túnez, Turquía.
Keti Soeng Keti Soeng
Artículos : 206
Desde : 10/04/2009

Artículos para descubrir

14. De Zenobia, la reina del desierto, y otras pequeñas princesas.

14. De Zenobia, la reina del desierto, y otras pequeñas princesas.

Mientras nos dirigíamos al museo arqueológico por calles vacías, donde las tiendas permanecían cerradas por ser viernes, festivo para los musulmanes, Ahmehd intentaba por enésima vez comunicar con sus hijas. El móvil de la mayor estaba desconectado y en la casa nadie cogía el teléfono; llevaba ya varios días sin poder hablar con ellas. Est
8. Un tête à tête con el tigre Munna en la Reseva de Khana

8. Un tête à tête con el tigre Munna en la Reseva de Khana

E l safari en Kanha resultó diferente a cualquier otro desde el principio. El hotel suele ser un lugar de descanso entre una y otra salida en busca de animales salvajes; del tigre, allí, por encima de todo. Nada sucede en el hotel que tenga importancia salvo en Kanha, donde todo es transversal. Duermes en una casita rodeada de huerta, de la que A
30. Con un pareo, una concha y una perla en la serenidad de Moorea

30. Con un pareo, una concha y una perla en la serenidad de Moorea

La placidez de Moorea envuelve al viajero nada más llegar a la isla. Se percibe una especie de serenidad influida quizá por el movimiento suave y el gesto relajado de sus habitantes. Es muy fácil dejarse llevar por la sensación de intemporalidad que dan aquellas sociedades que se desarrollan sin prisa, donde lo benévolo de la naturaleza que le
15. Después de una buena comida, las mejores filigranas chinas

15. Después de una buena comida, las mejores filigranas chinas

Reían, hablaban y comían, y escupían los desperdicios sobre el plato. Los ruidosos comensales chinos se apretaban en torno a grandes mesas redondas mientras en el piso superior, alejados del bullicio, en habitaciones de distintos tamaños adaptadas al número de comensales, se situaban los comedores privados. Nos habían reservado uno de aquello
31. Las habilidades de Diana en el Valle del Opunohu

31. Las habilidades de Diana en el Valle del Opunohu

Alguien se había equivocado. Aquél pedazo de hierro sobreviviente de varias guerras, renqueante, repintado mil veces y ahora de amarillo grafitado, con dos duros bancos laterales pulidos por decenas de traseros guerrilleros ¡no podía ser nuestro medio de transporte para recorrer la isla! ¡Acabaríamos magullados, medio muertos!; éso si no nos
Hoteles Singulares. Mombo Camp Botswana

Hoteles Singulares. Mombo Camp Botswana

Artículos relacionados: Este safari resultó fuera de lo común desde el principio. La avioneta que nos traía de Kasane hizo varias escalas en otros tantos aeródromos antes de aterrizar en el Camp. La tarde la pasé tumbada en la veranda de la tienda que era un espacio largo y abierto al humeral del Delta, contemplaba el ir y venir de bandadas d
40. Phi Phi, la isla

40. Phi Phi, la isla

La mar estaba en calma, la escasa bruma se había levantado y no se avistaba ninguna otra embarcación. Pero sí empezaban a vislumbrarse oscuros promontorios, esparcidos de forma aleatoria, emergiendo a la superficie. En medio de gran quietud y silencio penetramos en un paisaje de ensueño: Ao Nang. Altos y escarpados acantilados, algunos de más
4. El mismo perro con distinto collar

4. El mismo perro con distinto collar

-Si Mao levantara la cabeza… bromeó Alonso -¡No, no! ¡Déjelo donde está; así, tranquilo! –exclamó Sonia con dramatismo. Nuestra menuda y extrovertida guía hongkonesa nos contó la historia de su familia-: Tenía yo tres años cuando él murió, en 1976. Mis padres se habían conocido en una granja del Norte, del norte de China. Estudiab
5. Los tres rostros de Shiva. Ida y vuelta a Elephanta Island.

5. Los tres rostros de Shiva. Ida y vuelta a Elephanta Island.

Cuevas-templo de Isla Elephanta. Dos días antes de salir hacia Madyha Pradesh para iniciar el safari, cruzábamos Gateway of India para tomar el barco a Elephanta Island. Vista de cerca, la gran puerta de piedra dorada es más impresionante; tras los arcos, se abren grandes salones en lo que parecían simples vanos. En el lado este, está el antig
La prodigiosa bioluminiscencia de la puertoriqueña isla de Vieques

La prodigiosa bioluminiscencia de la puertoriqueña isla de Vieques

DESDE EL W RETREAT & SPA Aquí todo es viento, un lugar adulterado donde ahora el polvo del desierto apenas deja ver la isla grande, y los nativos se lamentan de que su isla nunca volverá a ser la de antes. El té con ginsen y miel me aliviará la garganta, me asegura la camarera. Mientras tanto sigo a vueltas con el fular, que bandea alrededor de