By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. They ensure the proper functioning of our services and display relevant ads. Learn more about cookies and act

No se ha registrado? Crear un OverBlog!

Crear mi blog

atrapado-en-la-esquina-verde

atrapado-en-la-esquina-verde

Invasor atrapado en el territorio sin límite de los sueños y lo políticamente incorecto... Eterno indignado y perverso militante de causas pervertidas.

Blogs

El blog de atrapado-en-la-esquina-verde

El blog de atrapado-en-la-esquina-verde

Allí donde los verdes son variados e intensos, los mares furiosos algunas veces y otras tan pacíficos que son como el cielo azul, allí donde la tierra tiene antojos, perversamente montañosa algunas veces, suave y generosa otras, escarpada y escabrosa cuando quiere, fértil siempre; donde el sol se esconde enamorando la mirada o encogiendo el corazón. Aquí estoy gustosamente atrapado y describo el reflejo de mis profundas intenciones... Desde Galicia, mi esquina verde.
atrapado-en-la-esquina-verde atrapado-en-la-esquina-verde
Artículos : 515
Desde : 15/09/2011
Categoría : Estilo de vida

Artículos para descubrir

Eulogio y la locura… de amor.

Eulogio y la locura… de amor.

Imagen encontrada en internet Parece que la vida es un poco cosa de uno mismo y mucha cosa de todo lo demás. Eulogio se había enamorado, mucho, de María Cristina. Ella, María Cristina, se había dejado; se dejaba, con pasión enfermiza, entre las paredes repletas de libros de la Biblioteca Municipal… se dejaba las horas que exigía su contrat
Médico con fronteras

Médico con fronteras

Imagen encontrada en internet Repito; te repito una y otra vez que eres mi catálogo de sueños hechos realidad y sabes que soy de soñar caro. Los míos son sueños que cuestan noches sin dormir o lágrimas de alegría. El último de mis sueños sin nombre, deambula por la estación de trenes, buscándote y esperando tus ojos entre los de los much
Malos hábitos

Malos hábitos

(Imagen encontrada en internet) Hasta la náusea recordó, con que violencia era capaz de odiar aquel militante de causas irreconciliables con la condición de ser humano. No pudo más. No supo no parar. No quiso no querer, y mató a la bestia de una puñalada… con una puñalada certera en el centro del corazón. Para no fallar se buscó en el es
Andrea y las olas

Andrea y las olas

Cuando apenas sabias hablar, corrías tras las olas que volvían, pacíficas y mínimas al interior del mar… Puede que tuvieras miedo de perderlas para siempre. Corrías por la playa con pasos breves y despistados. Dejabas, para la memoria efímera de la arena, pequeñas huellas sin rumbo y con un horizonte por hacer… Ahora que miras con la pro
La tristeza

La tristeza

El reloj cobró protagonismo de súbito, cuando la campana alojada en su interior llamó la atención, explicando que la tarde alcanzaba ya a la noche y todo pese a que el sol ardía aún entre los árboles al fondo, justo donde, sin grandes esfuerzos podía suponerse el mar, el mar vivo, incansable, generoso. Abandonó el libro sobre la pequeña m
La  vida detrás de la vida

La vida detrás de la vida

Imagen encontrada en la red Huyendo de la ortodoxia ortopédica de la presunta realidad , se encontró frente a frente con el perfil poco alentador de la vida detrás de la vida. Puede que mirar a otro lado estuviera de moda, puede que así fuera y así sea, puede. Pero si no hay otro lado para mirar, no existe derecha, izquierda, arriba, abajo o d
Flexiones en Re

Flexiones en Re

Imagen encontrada en internet Seducido por la costumbre de volver a nacer, acordó consigo mismo, morir a diario… hasta que un día de temporal sus cenizas no supieron encontrarse mas. Para cuando consiguió su carnet de piloto, ya había estrellado tres matrimonios, dos empresas y una falsa amistad. Ahogado por las deudas, decidió aprender a na
Llueve con ganas

Llueve con ganas

Imagen encontrada en internet Llueve… llueve bien pero no bonito. Llueve con ganas… de llamar la atención. Llueve como si fuera un llorar de tristeza contenida. Llueve con furia de grises y nostalgia de pequeñas historias vividas o por vivir. Llueve con tiempo de sobra y arrugas en el cielo… Llueve sin alegría y sin tristeza como si todo e
Geometría   (primera parte)

Geometría (primera parte)

Imagen encontrada en la red Entre una vez y la otra mediaron, probablemente, dos cambios de gobierno, inútiles cambios, un centenar de temporales, ocho primaveras y los mismos otoños… ocho años a rebosar de nostalgia. Bajo la última lluvia, antes del regreso, se prometió, él se prometió olvidar para siempre y, olvidó para siempre mientras
Llegar tarde

Llegar tarde

Anoche llegué tarde al mejor momento de uno de mis mejores sueños. Apenas rozaba la felicidad cuando, de un tirón súbito y violento, la campana que despierta al mundo que me tortura, hizo trizas las primeras piezas de la esperanza… Mañana, para vengarme, para resarcir mis ganas, voy a soñar despierto y apagaré el despreciable aparato justo