By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. They ensure the proper functioning of our services, analytics tools and display of relevant ads. Learn more about cookies and control them

No se ha registrado? Crear un OverBlog!

Crear mi blog

atrapado-en-la-esquina-verde

atrapado-en-la-esquina-verde

Invasor atrapado en el territorio sin límite de los sueños y lo políticamente incorecto... Eterno indignado y perverso militante de causas pervertidas.

Blogs

El blog de atrapado-en-la-esquina-verde

El blog de atrapado-en-la-esquina-verde

Allí donde los verdes son variados e intensos, los mares furiosos algunas veces y otras tan pacíficos que son como el cielo azul, allí donde la tierra tiene antojos, perversamente montañosa algunas veces, suave y generosa otras, escarpada y escabrosa cuando quiere, fértil siempre; donde el sol se esconde enamorando la mirada o encogiendo el corazón. Aquí estoy gustosamente atrapado y describo el reflejo de mis profundas intenciones... Desde Galicia, mi esquina verde.
atrapado-en-la-esquina-verde atrapado-en-la-esquina-verde
Artículos : 576
Desde : 15/09/2011
Categoría : Estilo de vida

Artículos para descubrir

Epílogo

Epílogo

Pronto llegaron los tiempos del desamor. Los planes para el futuro se convirtieron en causas perdidas. El cada día de la vida se quedó sin besos, sin el amor de hacer, sin esa maravillosa tontería d espaldas a la vida real. La monotonía, en el apenas despertar, y las cosas del cada día, que parecieron llevar puesto el si porque si, se instalar
Cuenta atrás (día tres)

Cuenta atrás (día tres)

Tengo mis razones… Hoy no me quiero levantar. Sé que no tengo café; me duele la parte izquierda del mundo de las ideas…No sé si a está hora la ciudad estará puesta. Si no me levanto, es muy posible que nadie se entere. Si me levanto no haré otra cosa mas que molestar. Esta última conclusión me ha llenado de fuerzas. Ya tengo edad para m
Soñar…es  vivir.

Soñar…es vivir.

Te soñé dormida sobre la piel fragante de un melocotón. Desnuda como cuando hacíamos locuras transversales o el amor lineal, abrazados para no huirnos. Adoradores de de las persecuciones entre paraísos resucitados de entre las piezas sueltas de sueños ajenos y propios… Nos resucitamos una noche de primavera, bajo la innecesaria luz de una v
Carolina

Carolina

Fotografía de un grafitti en una pared de Oporto. El día había amanecido dos o tres horas antes para cuando yo la vi de lejos. Probablemente apenas quince o dieciséis años, bien peinada y vestida casi como una niña, insinuando, apenas, esa mujer que comenzaba a ser. Estaba sola, sentada en un banco, bajo el cielo gris de una calle peatonal de
Pensar en voz baja

Pensar en voz baja

Algunas veces se me ocurre pensar en voz baja y, entonces, es cuando parece como si mi estruendoso miniuniverso se apagara en su propio fuego… Hace un par de días que no me miro al espejo. He acordado conmigo mismo peinarme de memoria, lavarme al tacto e imaginar, para completar la faena, que nadie me mira, que nadie tiene argumentos para critic
Cuenta atrás (día seis)

Cuenta atrás (día seis)

Me despertó la idea de que un mundo mejor es posible. La esperanza tiene cosas que he ido perdiendo por el camino. Parece que la lluvia otra vez, hará de este día un día igual a los días diferentes. Me gusta la lluvia cuando no se le espera, me gusta ver llover, cuando estoy atrapado en el interior de una vetusta librería, donde los libros hu
Cuenta atrás (día uno)

Cuenta atrás (día uno)

Ayer no fue ayer… Hace dos días que duermo… La cuenta atrás se rompió. La vida tiene, hoy, una curiosa luz. He dejado de ser yo para comenzar a ser solo la memoria de lo que fui… Para seguir adelante me hace falta que vuelva la vida. Pienso en la autodestrucción. No en el suicidio… El suicidio tiene un componente romántico que siempre
Amar sin sentido tenía sentidos

Amar sin sentido tenía sentidos

Había empeñado la razón, la poca que tenía, intentando pagar el primer plazo de uno de mis mejores sueños. Había dejado de leer, entre olas, el idioma de las esperanzas… pero ella no quería aparecer… Es bien cierto que, de tanto mirar el suelo por donde navegaban las nubes, apenas era capaz de asegurar que ella no hubiera pasado a mi lad
Cuenta atrás (día cinco)

Cuenta atrás (día cinco)

No sé bien si estoy despierto. Supongo que si. Escucho la lluvia y los pájaros algo excitados. Celebran algo. Me temo que se trata de la llegada de un nuevo día. Y yo estoy aquí para verlo. Supongo que eso es bueno… bueno. Estoy despierto. Me he dado un buen golpe con la puerta abierta del armario y duele. Estoy despierto del todo. En el bañ
Cuenta atrás (día cuatro)

Cuenta atrás (día cuatro)

El mundo se para si las mujeres paran… Despierto con esa idea y cierta certidumbre que me hace feliz. El vecino grita como el animal que es. Intuyo que no entiende nada pero presume, confunde, su testosterona con el fluido de la razón. Algunos hombres no explican bien, no hacen creíble eso de la evolución. Ahí, en esos hombres tiene un filón