No se ha registrado? Crear un OverBlog!

Crear mi blog

la mariposa

la mariposa

dueña de un corazón tan sin estrellas
Etiquetas asociadas : poemas cotidianos, poemas de amor

Blogs

alicia vicchio ʚϊɞ dolce•far•niente

alicia vicchio ʚϊɞ dolce•far•niente

un encuentro con las letras • los sueños • las imágenes • las bienvenidas.
la mariposa la mariposa
Artículos : 54
Desde : 28/05/2009

Artículos para descubrir

LA INFANTICIDA MARIE FARRAR

LA INFANTICIDA MARIE FARRAR

Marie Farrar, nacida en abril, menor, sin señas particulares, raquítica, huérfana, hasta el presente no fichada, dice haber asesinado a un niño de la siguiente manera: Que ya en el segundo mes intentó en lo de una mujer que vivía en un sótano abortarlo con dos inyecciones, que declara fueron dolorosas. Pero no quiso salir. Y a ustedes, les r
TODO ESTÁ ECHADO A PERDER

TODO ESTÁ ECHADO A PERDER

Hay en algún lugar de tu costado, O tal vez en tus sienes o en tu oído, Sin que nadie lo sepa y medio herido, Un pajarito tuyo y medio coloreado. Un pajarito con el pie quebrado, Tan duro y tantas veces ofendido, que "cómo" -dices - "amor, darte el olvido Mi simple corazón enamorado". Hay -digo yo- en tu cuerpo y tu mirada, Toda una pajarera ap
CUENTO

CUENTO

Yo era débil, dorada, poetisa, amada. Yo era débil, dorada, poetisa, amada. Tenía deudas y una salud de panetela blanca. Hicimos una casa pobremente, muchas ventanas: para enseñar nuestros besos a las nubes, para que el sol entrara. La casa era tan bella que tú nunca dormías. Ya no eras abogado, ni poliomielítico ni nada. Nunca dije: ¿cuán
LAS HERMOSAS

LAS HERMOSAS

Eléctricas, desnudas en el mármol ardiente que pasa de la piel a los vestidos, turgentes, desafiantes, rápida la marea, pisan el mundo, pisan la estrella de la suerte con sus finos tacones y germinan, germinan como plantas silvestres en la calle, y echan su aroma duro verdemente. Cálidas impalpables del verano que zumba carnicero. Ni rosas ni a
NO TE PARES A LLORAR JUNTO A MI TUMBA

NO TE PARES A LLORAR JUNTO A MI TUMBA

No te pares a llorar junto a mi tumba No estoy ahí, yo no he muerto Soy un millar de vientos que soplan y sostienen las alas de los pájaros. Soy el destello del diamante sobre la nieve. Soy el reflejo de la luz sobre el grano maduro, soy la semilla y la lluvia benévola de otoño. Cuando despiertas en la quietud de la mañana, soy la suave brisa
PIES HERMOSOS

PIES HERMOSOS

La mujer que tiene los pies hermosos nunca podrá ser fea mansa suele subirle la belleza por tobillos, pantorrillas y muslos demorarse en el pubis, que siempre ha estado más allá de todo canon, rodear el ombligo como a uno de esos timbres que si se les presiona tocan para elisa reivindicar los lúbricos pezones a la espera entreabrir los labios s
POEMA 21 DE GIRONDO

POEMA 21 DE GIRONDO

Que los ruidos te perforen los dientes como una lima de dentista, y la memoria se te llene de herrumbre, de olores descompuestos y de palabras rotas. Que te crezca, en cada uno de los poros, una pata de araña; que sólo puedas alimentarte de barajas usadas y que el sueño te reduzca, como una aplanadora, al espesor de tu retrato. Que al salir a la
LA HERMANA

LA HERMANA

Verano, Agosto. Declinaba el dia manchando el cielo de vapores rojos y volvian, pisando los rastrojos, dos niños- ella y él- a la alquería. Ella callaba, el chiquitin decia: - Yo era soldado, y cuánto ven tus ojos no eran parvas de trigo sino despojos de una batalla en la que yo vencía. -¿Pero y yo? _¡Calla¡ ...¡ Espera! Ebrio de gloría y
ABSTRACCIÓN

ABSTRACCIÓN

Hay millares de estrellas e n la alt ura que puedes alcanzar con la mirada; mas tú buscas la estrella que, ignorada, en espacios sin límites fulgura. Hay mujeres de núbil hermosura que te cercan en ronda apasionada; pero tú buscas la mujer soñada, una mujer pretérita y futura. Arriba, el cielo es fúnebre, nublado; la tierra en rededor es yer
BUENAS NOCHES

BUENAS NOCHES

Buenas noches, doña Sara buenas noches doce y cinco quién apagará las luces cuando me quede dormido buenas noches mi ropero mi camisa, mi bufanda esta pieza, buenas noches que me muero, hasta mañana hasta mañana tristeza adiós el desasosiego no me extrañes muertecita que me muero y me despierto yo soy el que ya se duerme y el que se quedó d