No se ha registrado? Crear un OverBlog!

Crear mi blog
Fausto Lipomedes

Blogs

Las Razones del Diablo

Historias de todos los días
Fausto Lipomedes Fausto Lipomedes
Artículos : 729
Desde : 16/02/2009
Categoría : Estilo de vida

Artículos para descubrir

Hoy he pasado el día fuera de casa. Mi hogar sigue rodeado de nieve pero su reino, poco a poco, va perdiendo el poderío y la grandeza que tuvo. Anuncian lluvias y subidas de las temperaturas, por lo que en pocos días sus blancos ejércitos serán arrastrados y exterminados. Serán borrados del territorio y de ellos sólo quedará el recuerdo en

¿Y qué tal te ha ido por la ciudad? Me pregunta mi padre nada más entrar en casa. Bueno, me ha sentado bien, necesitaba salir de aquí y, de alguna forma, saber que el camino estaba expedito hasta ella. Digamos que era una necesidad de certificar una vía de escape. Supongo que es una forma de sentirse libre, poder elegir. ¿Y por aquí, alguna

Mi padre ha desaparecido, se ha hecho inmaterial. Llevo dos días en casa y ni rastro de él. La verdad que era una locura verle materializado a una edad similar a la mía y, sin embargo, sentirme mucho más joven que él. Pero, esto son cosas mías que, sencillamente, me parecen paradójicas. Hoy, por si acaso prefiere reaparecer en soledad, me he
Paréntesis

Paréntesis

Ya estoy vacunado a medias. Bueno, quiero decir que me han administrado la primera dosis. Yo, que me negué rotundamente a que metieran en mi cuerpo líquidos extraños para prevenirme de una hipotética hecatombe vírica, he aquí que ya tengo el líquido dentro. He tenido un par de días con síntomas; básicamente un tremendo cansancio y un lige

No sé cuantos días llevo ya encerrado en casa con el mismo paisaje blanco refulgente a mi alrededor. Mi padre ha aparecido esta mañana en la cocina. Cuando me he levantado y he bajado a prepararme el desayuno, consistente en un café y dos galletas, él ya estaba mirando por el ventanal. ¿Has desayunado papá? Le pregunto. Sé que la pregunta e
A rastras

A rastras

Hoy ha arrancado la primavera, a las diez y media de la mañana. Y oía el comentario en la radio del coche mientras volvía a casa desde la de mi madre. He pasado la noche en ella. Ya no se la puede dejar sola. Estaban los locutores de los magacines de los sábados, casi todos ellos homosexuales, excitados, no sé si sinceramente o haciendo el par

Penúltimo día del mes de enero, el primero de este año que intuyo extraño. Hace unas cuantas mañanas me dormí. No recuerdo porque tuve esa sensación, la de haberme dormido, seguramente debería de ir a algún lado o simplemente quería levantarme temprano para no perder el día. El caso es que, como se suele decir, pegué un brinco de la cam
Dejarse llevar

Dejarse llevar

He vuelto de trabajar. Es viernes. Ya sabéis qué pasa los viernes, las distintas partes del organismo parecen comunicarse entre sí y cuchichearse mensajes hasta que llegan a un consenso, una vez convencidos aquellos y aquellas que se resisten, y deciden todos, al unísono, venirse abajo. Abro la puerta y resoplo, apenas he tenido fuerzas para sa
De Tailandia a Managua

De Tailandia a Managua

Mi amigo, aunque a veces no sé como asirle. Mi amigo, supongo, tampoco sé si el me considera como tal. Está esperándonos para comer. Lo vemos desde fuera, desde la calle, sentado a la mesa e inclinado. Como siempre, no pierde el tiempo. Está mirando textos, ahora, en estos tiempos, a través de la pantalla de su móvil. Está sólo, en silenci
A veces vas desencajado

A veces vas desencajado

Y acaba el día de hoy, me refiero al martes. No puedo decir que no haya pasado nada, pues muchas cosas han ocurrido. He interaccionado con numerosas personas, de viva voz, por teléfono, a través del mail o de las aplicaciones del móvil. Sí, con muchas personas, pero a penas me quedaré con dos o tres conversaciones para archivar en mi cabeza;