No se ha registrado? Crear un OverBlog!

Crear mi blog

Fausto Lipomedes

Blogs

Las Razones del Diablo

Las Razones del Diablo

Historias de todos los días
Fausto Lipomedes Fausto Lipomedes
Artículos : 724
Desde : 16/02/2009
Categoría : Estilo de vida

Artículos para descubrir

Hay veces que lleva tiempo darse cuenta de las cosas, hubiera dicho mi padre, que ahora está sentado junto a mí. Bueno, lo hubiera dicho con otras palabras, pues no era una persona de una gran expresividad, y curiosamente a mi me ocurre lo mismo. Lleva su tiempo echar de menos, hubiera continuado diciendo; hay que dejar que se escurran todas las

¿Ves los que ocurre papá? Hoy mi padre ha aparecido sentado junto a mí en el coche. Yo creo que estoy llevando muy mal esto de dejar de ser una persona activa. ¿Una persona activa?, pero si no paras, me afirmaría él. Sí, papá, llevas razón, pero no te puedes imaginar lo que me cuesta seguir actuando como antes, como si nada ocurriese. Teng

No sé cuantos días llevo ya encerrado en casa con el mismo paisaje blanco refulgente a mi alrededor. Mi padre ha aparecido esta mañana en la cocina. Cuando me he levantado y he bajado a prepararme el desayuno, consistente en un café y dos galletas, él ya estaba mirando por el ventanal. ¿Has desayunado papá? Le pregunto. Sé que la pregunta e

Penúltimo día del mes de enero, el primero de este año que intuyo extraño. Hace unas cuantas mañanas me dormí. No recuerdo porque tuve esa sensación, la de haberme dormido, seguramente debería de ir a algún lado o simplemente quería levantarme temprano para no perder el día. El caso es que, como se suele decir, pegué un brinco de la cam

Papá, ¿necesitas algo? Digo en voz alta mientras bajo las escaleras de la casa. Voy a armarme de valor y a sacar el coche, nos estamos quedando sin alimentos, digo. Ayer pasó el tractor retirando la nieve y ha dejado un caminito que, aunque helado, está transitable. No obtengo respuesta. ¿Papá? Le llamo de nuevo, pero nada. Busco mis botas de

Mi padre ha desaparecido, se ha hecho inmaterial. Llevo dos días en casa y ni rastro de él. La verdad que era una locura verle materializado a una edad similar a la mía y, sin embargo, sentirme mucho más joven que él. Pero, esto son cosas mías que, sencillamente, me parecen paradójicas. Hoy, por si acaso prefiere reaparecer en soledad, me he

Mi padre, que no paraba en casa, ahora no sale de ella. Yo me alegro, aunque ya sea tarde. A veces se pierde dentro de la vivienda y tan pronto está compitiendo conmigo el sillón, como pasan horas sin que sepa nada de él. Mi padre parece que recupera el hogar que nunca tuvo, o al que renunció en su momento. A mí, a veces me molesta, porque me

Hoy he pasado el día fuera de casa. Mi hogar sigue rodeado de nieve pero su reino, poco a poco, va perdiendo el poderío y la grandeza que tuvo. Anuncian lluvias y subidas de las temperaturas, por lo que en pocos días sus blancos ejércitos serán arrastrados y exterminados. Serán borrados del territorio y de ellos sólo quedará el recuerdo en

Se esconde el Sol el primer día que ha dejado de nevar después de hacerlo durante tres, de manera ininterrumpida. Ha dejado de estar oscuro y entra luz por las ventanas. Tengo ganas de salir fuera y sentir. Me he abrigado y he buscado mis botas de montaña. Me encamino, como un viajero espacial, pesadamente, hacia la compuerta de la nave. Por fin

¿Y qué tal te ha ido por la ciudad? Me pregunta mi padre nada más entrar en casa. Bueno, me ha sentado bien, necesitaba salir de aquí y, de alguna forma, saber que el camino estaba expedito hasta ella. Digamos que era una necesidad de certificar una vía de escape. Supongo que es una forma de sentirse libre, poder elegir. ¿Y por aquí, alguna