No se ha registrado? Crear un OverBlog!

Crear mi blog
Corrección de textos literarios y traducciones

Corrección de textos literarios y traducciones

Hago parte de un grupo humano en todo lo amplio de la palabra. Somos profesionales q priorizamos la ética y la eficacia ante las adversidades y estamos realizando una misión importante en el ámbito profesional y lógicamente personal.

Blogs

El blog de Corrección de textos literarios y traducciones

Este blog sirve para que sepas que existo aunque sinceramente no sé para qué te tomarás el trabajo de saberlo...
Corrección de textos literarios y traducciones Corrección de textos literarios y traducciones
Artículos : 149
Desde : 06/03/2011
Categoría : Literatura, Historietas y Poesía

Artículos para descubrir

EPÍGONO (poema)

Confiesa ser la forma espantosa del quedarse o ir allá envistiendo. Es agua el mes. Lloran tus ojos lindos... ¿Son pájaros que sobreviven, vuelan, enviudan, gimotean...? ¿Son costados de vientos sobre el aire o son huracanes envueltos en plumas? Hace frío cuando llegas con tu cara de sorpresa con tus fantasías de engaño con tus delirios de a

AQUELLA LAGRIMA (poema)

Rodó aquella lágrima. Se despeñó solita, insólitamente. Conmovida se arruinó en la calle y cuando no había más recurso fue dejando su estela de sal a merced de las ratas. Se negó la noche a abandonar el paisaje. Cruzó cabizbaja el mundo por hallar una caricia que no encontró. Lloró, la lágrima lloró. Desganada la encontré errando en

LOCO Y AMOR (poema)

Soy amante de las letras más desprovistas de sentido y sustanciales en cada alba y el mayor admirador de cada década tuya. Busco la música de los desamparados que no cortejan y piropean al frío que los abraza. Mueren y no mueren en el desvelo que produce el desierto de la ciudad cuando es treinta de febrero cuando pasan entre las rejas sujetas

UNA PREGUNTA A DIOS (poema)

Prepara el zaguán de tu casa que voy. Prepárate y pon flores en los jarrones con agua fresca de manantial. Limpia tus almohadas de cabellos ajenos prepara tu cama, prepara el baño, prepara la bata que hasta allí voy… Prepara la mesa que quiero comida pon dos copas con buen vino una jarra de agua y una vela en una pompa de jabón. Prepara tu b

BORRACHO Y LÁNGUIDO (poema)

Cuando paseo dentro de las fosas comunes entre las favilas de las tontas amarillentas y extintas momias me desaloja el déspota cancerbero a los golpes tiñendo mi pescuezo morado enrojeciendo mi piel sepulcral. II Recorre el viento con sus desnudos y con la tierra entera a sus pies, deshace todo a su paso cuando crea la huella. Me invaden sus fund

CAERÁ EL VELO

Navego la vida con simpleza en los pies desteñidos por la sal y cuando camino por el suelo albino de mi tierra los vuelve raíz. Sin más, el blancorojoamarillento de las sonrisas, surge en las bocas del pueblo que espera un futuro mejor. Desde nuestra ventana veo que el mar es paradisíaco mientras el rocío deja que amanezca suavemente. Cuando e

Lato y te beso...

Con un dedo sí y otro también, -llenos de apuntes-, llego y me paro frente a ti. Me rodeas con tu mirada felina cuando está el crepúsculo caído a las puertas del templo. La brisa llega al parque con el viento nativo de la mano. Todos conocen a los árboles del paseo y el lugar donde los amantes aman. La idea de hacer lo que sea, cuando se cier

EL CAMINO (poema)

El camino es aquél que deseó no haber transportado mis pies. Me hizo caminar tu hechizo, el tamaño de tus senos, el sabor de tu fuente las caderas de diosa, tus piernas firmes tu sonrisa, desparpajo, tu mirada y tu invitación. Mis pasos hacia ti fueron. Era frío el día, la noche fue superficial. Era otoño como ahora es martes eran muertas la

VUELVE Y DAME UN BESO

Detrás de un solo de guitarra, se esconde la copla donde se corta y confiesa el sentimiento menos amable del león. La púa rasga cuando saborea a las cuerdas que sirvieron para manifestar el arte. Como desagravio, las uñas afiladas de un gato sin pedigrí, hacen lo suyo frente al sofá. Su sombra no es nada agradable de ver. Confundió las ojiva

EL ÚLTIMO CAFÉ

Te pregunté si tenías estrellas en tu casa para consumirlas con la vista mientras nos preparábamos para asaltar las sillas del teatro. Tu respuesta fue extraña. No dijiste palabra, solo me sembraste un beso y un rayo de metal acelerado hizo nido bajo el ala mineral de mi vida. Con mi edad, -una de ellas digo-, vagué por la aldea de la gorda me