By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. They ensure the proper functioning of our services and display relevant ads. Learn more about cookies and act

No se ha registrado? Crear un OverBlog!

Crear mi blog

Flora

Blogs

El blog de miradas-con-acento.over-blog.es

El blog de miradas-con-acento.over-blog.es

Observaciones&Acentos a través de la mirada... Si los ojos son las ventanas del alma; no estamos tan lejos del encuentro con lo esencial y eterno del Hombre.
Flora Flora
Artículos : 416
Desde : 30/08/2010

Artículos para descubrir

Niña de mi corazón ¡Mujer...!

Niña de mi corazón ¡Mujer...!

Querida mía... "Mirándote a los ojos juraríaque tienes algo nuevo que contarme.Empieza ya mujer no tengas miedo,quizá para mañana sea tarde,quizá para mañana sea tarde." Niña: ... Es verdad, Mujer, no puedes engañarme ¡Cómo podrías! Sé que has puesto un pie en el vacío. Lo siento en todo el cuerpo y toda el alma. El estómago en un pu
El mago...

El mago...

"si no sabes cómo ocurrió, lo hizo un mago" Acabo de leerte... no te has atrevido a decir cuanto e me extrañas, sin embargo, has cargado sin pudor, cada una de tus palabras de lamentos... no me has sorprendido, lo has tomado por costumbre y te has acomodado, paradójicamente, en la incomodidad. También hablas de lo mucho que te gusta estar solo
El cultivo interiror cambia el exterior

El cultivo interiror cambia el exterior

Hay personas de todo tipo, más parecidas, o menos, y tan diferentes de mí como yo de ellas. En otro tiempo, me hubiera atrevido a decir, que unas personas son mejores que otras. Con lo que, calificando de mejores a unas, ya estaba juzgando de peores a otras. Igual, la diferencia entre unas y otras, solo era que, mientras unas estaban más de acue
Tomar las riendas

Tomar las riendas

No acaricies a un caballo solo para poder montarlo... Hoy quiero reflexionar sobre el "conflicto inconsciente" en que vive el ser humano. Lo primero, aclarar que lo he entrecomillado, porque no es inconsciente al 100% o, al menos, eso he observado personalmente. Desde el nacimiento ya se nos va condicionando, se dice (aunque hoy por hoy, ya sé que
Llorar un río...

Llorar un río...

Ella, dejó correr sus lágrimas, las dejó caer sin dirección... conocían el camino de vuelta. Habían visto desde las alturas, el dolor y la belleza que rodeaban aquella creación, la plena ilusión, la lucha constante y el sueño de aquella realidad... cayeron en el receptáculo sagrado que el alma guardaba para todo lo suyo. Tal vez, las senc
Gus y Pelusa

Gus y Pelusa

Llegaron como una nueva primavera que difrutar y agradecer... se ofrecieron a mi vida como la madreselva a la abeja. Fueron como las flores fragantes del jardín, como los melocotones del huerto... dándose por comleto en un presente, regalándose al vivir sin tiempo... Llegaron necesitados, con miedo, a una tierra extraña en la que hicieron su ca
Te acuestas y levantas en Él...

Te acuestas y levantas en Él...

Epistolario... Queridos lectores del blog: Hoy, añado una nueva etiqueta a mis entradas. Lleva por nombre: Epistolario... Saltó a la luz sin premeditación, cuando en la anterior entrada me dirigí, a través . del blog, a "mi apreciado deconosido". Después de aquella, recordé cuantos buenos momenttos he vivido escribiendo (y recibiendo) cartas
La magia de la mirada...

La magia de la mirada...

Cómo y desde donde miramos... Si tiene ganas de ti, no se las quites, se las merece y lo sabe… Si dice que le gustas de todas maneras, cuidado, te quiere… te quiere, mirando a Cuenca. Si se hace el héroe, pasa, si se hace la víctima, también… vive del cuento. Cuando hablan de cómo es su mujer ideal, olvídate, quieren una muñeca,... e i
Algo así como, de acuerdo...

Algo así como, de acuerdo...

No sé decir, de verdad, quiero... o no quiero, esto o aquello. No sé si deseo más allá de los límites del cuerpo. No sé porqué, a veces, dudo de si me atrevo o no puedo. Dudo, dudo de todo lo que Creo. Dudo tanto, que también dudo de lo que no creo; ( y digo, creo, de crear) y se queda lejos, muy lejos, en un mundo anterior al deseo; no se
Golpe a golpe, beso a beso...

Golpe a golpe, beso a beso...

A modo de árbol, un año, va perdiendo las hojas… Todas, una a una… A golpes de tres o cuatro. El tiempo bueno, ilusionistaentretenido, se va alejando, nos va engañando... se iba dejando algunas, como un desmemoriado; pero luego, siempre vuelve disfrazado de malo. Vuelve revuelto, como triste o enfadado, y arranca de golpe un puñado… sin r