By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. They ensure the proper functioning of our services and display relevant ads. Learn more about cookies and act

No se ha registrado? Crear un OverBlog!

Crear mi blog

¿Cómo seleccionar una buena escuela de cine?

Para seleccionar una buena escuela de cine es necesario tener en cuenta la doble acepción de esta expresión: Como corriente cinematográfica y como institución de enseñanza. La primera acepción es importante para definir técnicas y estilos. La segunda por la calidad de la oferta educativa.

Investiga ¿Qué corrientes cinematográficas hay en España?

Cada corriente tiene su estilo, su técnica, sus escuelas de fotografía, sus temas, directores y actores favoritos. Aquí va una breve lista de ellas: 1. Escuela de Barcelona. Se trata de un movimiento surgido en el ambiente cultural catalán entre los años 1957 y 1970. El Director de cine Vicente Aranda y el crítico Román Guvern pueden considerarse sus representantes actuales. De línea contestataria, se inspira en la Nouvelle Vague. 2. Escuela de cine de Madrid. De línea neorrealista e historicista, surge hacia 1942, vinculada a la Compañía Industrial de Cine Español. A partir de 1962 da origen al Nuevo Cine Español vinculado a la Escuela Oficial de Cine. Su representante actual más importante es Carlos Saura. 3. Nuevo cine vasco. Surge a la salida del franquismo, hacia 1975, en un contexto de crítica cultural e historiográfica del mismo. El principal representante actual es Montxo Armendáriz.

Selecciona el instituto de enseñanza según la calidad de la oferta educativa

1. Cataluña está bien dotada de academias de cine. El Centre d'Estudis cinematográfics de catalunya (CECC) que inició sus actividades en 1985 y cuyos alumnos han realizado largometrajes que fueron premiados en festivales internacionales. Tiene sus propios cursos de guión, montaje y sonido, fotografía e interpretación. DocBarcelona, Ciudad de la Luz, Nou Prodigi S.L., Escola superior de cinema I audiovisuals de Catalunya, también integran la oferta. 2. Madrid tiene la Escuela de Cine y TV Septima Ars que ofrece diplomaturas en cine y televisión, dirección y producción cinematográfica, dirección de cine, realización audiovisual, cámara e iluminación y numerosos cursos profesionales. Los docentes de la Escuela destacan que Madrid tiene varias ventajas a la hora de estudiar cinematografía. En primer lugar, su arquitectura la convierte en el plato perfecto para cualquier tipo de película o programa de televisión. La vida cultural es intensa y el transporte eficiente. En Madrid también se encuentra escuela de artes visuales, la escuela superior de artes y espectáculos, y Metrópolis C.E. 3. En el País Vasco tenemos la Escuela de cine y vÍdeo (ESCIVI) que desde 1986 ofrece formación de nivel medio, licenciatura y postgrado en técnicas audiovisuales. Imparte cursos de sonido, tiene un taller de video cine (Realización y producción), así como un laboratorio de imagen. Es un instituto homologado y concertado por el departamento de educación del gobierno vasco. Expide títulos oficiales en comunicación, imagen y sonido. KINEMA y la Escuela de Teatro y Cine son otras posibilidades, en Bilbao.

Artículos misma categoría Formación

¿En qué consiste la formación en tecnología industrial?

¿En qué consiste la formación en tecnología industrial?

La Ingeniería Industrial trata sobre el diseño, mejoramiento e instalación de sistemas integrados de hombres, materiales y equipos. Requiere de conocimiento especializado y habilidades en las ciencias matemáticas, físicas y sociales, junto con los principios y métodos de análisis y diseño de ingeniería, para especificar, predecir y evaluar el resultado que se obtenga de dichos sistemas. Definición elaborada por el Instituto de Ingenieros Industriales (IEE, por sus siglas en ingles).
¿Cómo aprender en unos días inglés básico?

¿Cómo aprender en unos días inglés básico?

Cada vez hay más gente que aprende inglés básico tan solo contando apenas con unos días a la semana, siempre que se tengan ganas y se esté estimulado para conseguir tal propósito es posible. En realidad consistiría en utilizar aproximadamente de 800 a 1000 palabras, suficientes para defendernos bien en este idioma y siendo un hecho factible para aprenderlas, teniendo en cuenta que tan solo contamos con unos días.