By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. They ensure the proper functioning of our services and display relevant ads. Learn more about cookies and act

No se ha registrado? Crear un OverBlog!

Crear mi blog

¿Qué es un activo financiero?

Los activos financieros más comunes son: el dinero, las acciones y los depósitos bancarios. Además de estos existen otro tipo de activos menos conocidos y que serán tratados en el siguiente artículo.

¿Qué es un activo financiero?

Un activo financiero es una herramienta financiera a través de la cual entidades que poseen deuda y cuentas con déficit consiguen inversiones para financiar sus actividades. De la propia definición de activo se extrae que, en cualquier operación con activos, ya sea una compra o una venta, intervienen los siguientes elementos: - Liquidez: Es la capacidad de convertir dicho activo en dinero en un periodo de tiempo relativamente corto y sin obtener perdidas, es decir, el dinero que poseemos disponible en este momento y sin afectar a la rentabilidad. - Riesgo: Es la probabilidad en la que la entidad emisora del activo no pueda cumplir sus compromisos. Existen determinados productos que tienen un riesgo prácticamente nulo debido a que están protegidos por ley. - Rentabilidad: Es la ganancia que se obtiene por el hecho de adquirir esos fondos. Los activos financieros, para que proporcionen una rentabilidad elevada han de ser de riesgo alto.

Tipos de Activos:

Según el criterio que se emplee se pueden describir distintos tipos de activos financieros. Según el nivel de liquidez de los activos: - Dinero en curso: Monedas y billetes que se encuentran en circulación de forma legal. - Dinero en bancos: Dinero que se encuentra en cuentas corrientes, cuentas de ahorro o depósitos a plazo fijo. - Pagarés de empresas: Son activos los cuales son emitidos por empresas privadas. - Deuda pública a corto plazo: Son activos a corto plazo emitidos por el Tesoro Público, por ejemplo, las Letras del Tesoro. - Deuda pública a medio plazo: Son los Bonos del Tesoro, los cuales están emitidos por el Tesoro Público a una duración de 3 a 5 años. - Deuda pública a largo plazo: Son las Obligaciones del Estado, los cuales están emitidas por el Tesoro Público con una duración superior a 10 años. - Renta Fija: Es la deuda emitida por empresas privadas a través de bonos y obligaciones. - Acciones: Son activos de renta variable y muy sensibles a la situación social, política y económica. Según quien sea la entidad emisora de los activos: - Banco de España.
- Tesoro Público.
- Bancos.
- Empresas privadas no financieras.

Artículos misma categoría Bolsa

Onza de oro: ¿Qué es?, ¿Qué tipos existen? y ¿Cómo se valora?

Onza de oro: ¿Qué es?, ¿Qué tipos existen? y ¿Cómo se valora?

Con la crisis ha vuelto la llamada fiebre del Oro. Tanto particulares como gobiernos invierten en este preciado metal que desde hace más de nueve años no hace más que subir como la espuma. Este negocio se ha vuelto muy rentable y aquellos que supieron anticiparse, han sabido aprovechar esta subida y revalorizar de forma relevante su onza de oro.
Noticias de finanzas: Las noticias mas impactantes de 2011

Noticias de finanzas: Las noticias mas impactantes de 2011

El hecho de que la economía pase por malos momentos provoca que los ciudadanos estén pendientes a cualquier novedad, ya que el interés por el estado de la economía se hace más fuerte cuando no funciona bien, o directamente, no funciona. Por eso repasaremos las noticias financieras más destacadas del 2011.
¿Cómo comprar en una Bolsa de valores internacional?

¿Cómo comprar en una Bolsa de valores internacional?

El mercado de valores internacional, antes solo reservado para inversores de gran escala, hoy está disponible para todo tipo de emprendedores. Sólo hay que saber donde acudir y de donde obtener información de calidad. Aquí se explica todo lo necesario para comenzar.
¿Es arriesgado comprar futuros?

¿Es arriesgado comprar futuros?

El futuro financiero es una modalidad de inversión que como todo movimiento en bolsa, no está exenta de ciertos riesgos. La imagen de la persona que compra futuros es la de un inversor osado y aventurero, que busca alta rentabilidad pero que, a menudo, se da un fuerte batacazo en forma de pérdidas. Pero todo esto es matizable. En este artículo se arroja luz sobre el asunto.