By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. They ensure the proper functioning of our services and display relevant ads. Learn more about cookies and act

No se ha registrado? Crear un OverBlog!

Crear mi blog

¿Qué es un activo financiero?

Los activos financieros más comunes son: el dinero, las acciones y los depósitos bancarios. Además de estos existen otro tipo de activos menos conocidos y que serán tratados en el siguiente artículo.

¿Qué es un activo financiero?

Un activo financiero es una herramienta financiera a través de la cual entidades que poseen deuda y cuentas con déficit consiguen inversiones para financiar sus actividades. De la propia definición de activo se extrae que, en cualquier operación con activos, ya sea una compra o una venta, intervienen los siguientes elementos: - Liquidez: Es la capacidad de convertir dicho activo en dinero en un periodo de tiempo relativamente corto y sin obtener perdidas, es decir, el dinero que poseemos disponible en este momento y sin afectar a la rentabilidad. - Riesgo: Es la probabilidad en la que la entidad emisora del activo no pueda cumplir sus compromisos. Existen determinados productos que tienen un riesgo prácticamente nulo debido a que están protegidos por ley. - Rentabilidad: Es la ganancia que se obtiene por el hecho de adquirir esos fondos. Los activos financieros, para que proporcionen una rentabilidad elevada han de ser de riesgo alto.

Tipos de Activos:

Según el criterio que se emplee se pueden describir distintos tipos de activos financieros. Según el nivel de liquidez de los activos: - Dinero en curso: Monedas y billetes que se encuentran en circulación de forma legal. - Dinero en bancos: Dinero que se encuentra en cuentas corrientes, cuentas de ahorro o depósitos a plazo fijo. - Pagarés de empresas: Son activos los cuales son emitidos por empresas privadas. - Deuda pública a corto plazo: Son activos a corto plazo emitidos por el Tesoro Público, por ejemplo, las Letras del Tesoro. - Deuda pública a medio plazo: Son los Bonos del Tesoro, los cuales están emitidos por el Tesoro Público a una duración de 3 a 5 años. - Deuda pública a largo plazo: Son las Obligaciones del Estado, los cuales están emitidas por el Tesoro Público con una duración superior a 10 años. - Renta Fija: Es la deuda emitida por empresas privadas a través de bonos y obligaciones. - Acciones: Son activos de renta variable y muy sensibles a la situación social, política y económica. Según quien sea la entidad emisora de los activos: - Banco de España.
- Tesoro Público.
- Bancos.
- Empresas privadas no financieras.

Artículos misma categoría Bolsa

Tres ideas para invertir en desarrollo de software

Tres ideas para invertir en desarrollo de software

El sector del desarrollo de software es uno de los que mayor valor añadido ha generado en los últimos años. Invertir en desarrollo de software o en empresas cotizadas que se dedican a esta actividad puede ser una buena opción, máxime en momentos en que otras actividades más tradicionales sufren el impacto de las nuevas tecnologías. Muchas bolsas de valores o índices de bolsa cuentan con un apartado propio para las tecnológicas y conviene estar atento a su evolución.
Onza de oro: ¿Qué es?, ¿Qué tipos existen? y ¿Cómo se valora?

Onza de oro: ¿Qué es?, ¿Qué tipos existen? y ¿Cómo se valora?

Con la crisis ha vuelto la llamada fiebre del Oro. Tanto particulares como gobiernos invierten en este preciado metal que desde hace más de nueve años no hace más que subir como la espuma. Este negocio se ha vuelto muy rentable y aquellos que supieron anticiparse, han sabido aprovechar esta subida y revalorizar de forma relevante su onza de oro.
Imperio Inditex: empresas del grupo y posibilidades para el inversor

Imperio Inditex: empresas del grupo y posibilidades para el inversor

Hablar de Inditex es comenzar con el nombre de su creador Amancio Ortega, un modesto empresario que funda la empresa que comienza con la fabricación de prendas de vestir en el año 1963, abriendo su primera tienda en el año 1975 con el nombre de Zara. La primera tienda de Zara se abre en La Coruña y la expansión continúa en los años sucesivos, creándose Inditex como la parte principal del grupo de empresas Inditex.