No se ha registrado? Crear un OverBlog!

Crear mi blog

Recursos naturales para paliar la falta de agua

El agua es un elemento natural insustituible e imprescindible para la vida humana, animal y vegetal. Lamentablemente la falta de agua es un problema creciente en muchas partes del mundo, y se considera que el agua potable se convertirá en la necesidad más urgente en próximos años. Aunque es insustituible, se puede paliar el déficit de agua potable con recursos naturales y métodos artesanales.

Recolección de agua pluvial

Aprovechar la época de lluvias y recoger el agua pluvial para un posterior uso es una de las formas de paliar las necesidades de agua para uso doméstico. Se debe contar con un sistema de canaletas y conductos en el tejado, que permitan el deslizamiento del agua de lluvia hacia un depósito o tanque grande donde almacenarla. Los depósitos deben mantenerse tapados, para preservarlos de hojas y basura. Para asegurar la potabilidad del agua que se consume o se usa para lavar verduras y dientes, debe agregarse dos gotas de cloro por litro de agua, o hervirla durante 10 minutos y dejarla enfriar antes de utilizar.

Desalinización del agua de mar

Algunos países han tenido que recurrir a la desalinización del agua de mar a efectos de obtener agua para uso humano. Aunque es un sistema costoso, que implica la instalación de plantas especializadas en quitar la sal al agua del mar para poder usarla, es una opción necesaria en ciertos lugares costeros, para poder abastecer a las ciudades y sus pobladores. Sin embargo, en algunos países como Arabia Saudí, no resulta rentable ni suficiente a causa del crecimiento demográfico desmedido y la extensión de los cultivos. Para ayudar a la preservación del agua, se ha establecido un sistema complementario de reciclaje de aguas desechadas para su posterior uso en inodoros, riegos e industrias.

Aguas subterráneas

El uso de las aguas subterráneas, en lugares donde es posible encontrarlas a cierta profundidad (20-35 metros) es otra forma de sustituir el agua potable. Existen empresas que se dedican a la perforación de pozos artesanales a los que se les introduce una serie de caños encastrados unos en otros, en forma vertical, dentro de los cuales se coloca una bomba eléctrica sumergible, para extracción del agua, que se enciende a través de un sistema eléctrico con interruptor. Desde allí se colocan caños que transporten el agua hasta un depósito o tanque, donde es almacenada, y desde donde se provee, mediante cañería, de agua a la vivienda. La colocación del depósito permite contar con agua en todo momento, sin necesidad de encender la bomba en forma continua. Basta con encenderla cuando el agua del tanque ha descendido notoriamente, para volverlo a llenar. Es necesario aplicar las mismas medidas de potabilización del agua que con el agua pluvial (cloro o hervido), para consumo humano. Ante el riesgo cada vez más notorio de la escasez de agua potable en muchos lugares del mundo, se recomienda el uso apropiado y el cuidado del agua, evitando desperdicio, pérdidas en cañerías, mal cerrado de canillas y tomando medidas que permitan reciclar parte del agua de uso doméstico en otras utilidades (riego, inodoro).

Artículos misma categoría Ecología

¿Cómo se evalúa el impacto medioambiental?

¿Cómo se evalúa el impacto medioambiental?

Para saber cómo se evalúa el impacto ambiental, hay que saber primero que es medio ambiente y qué es impacto ambiental. Medio ambiente es el conjunto de componentes donde se desarrolla la vida de personas, animales y plantas. Abarca el suelo, aire, agua, objetos y relaciones entre los seres humanos. Impacto ambiental es el resultado que la alteración de alguno de esos componentes produce en el medio ambiente.
¿Qué es una evaluación de impacto ambiental y cómo se hace?

¿Qué es una evaluación de impacto ambiental y cómo se hace?

El cuidado del medio ambiente es fundamental para garantizar todas las formas de vida, tanto de seres humanos como de animales y plantas. Cuidar que la tierra, el aire y el agua no se contaminen es la esencia de la ecología. Para determinar si existe impacto ambiental de productos y costumbres es necesario realizar evaluaciones periódicas.