No se ha registrado? Crear un OverBlog!

Crear mi blog

¿Cómo calcular la nómina?

El sueldo es una de las motivaciones principal de un trabajador a la hora de decantarse por un empleo o profesión. No obstante, no siempre es fácil entender el entramado salarial y saber qué sueldo en limpio nos pertoca. Aquí damos las claves.

El salario

A la hora de negociar un contrato, decidir un cambio de trabajo o pedir un aumento de sueldo, es vital tener muy claro los conceptos y referencias fundamentales del proceso de confección de una nómina.

Cálculo de la nómina.

Para calcular un nómina, es decir, el sueldo que nos va a repercutir un trabajo, es fundamental tener claro dos conceptos: el salario anual bruto y el sueldo mensual neto. Salario anual bruto. Es el concepto que manejan casi todas las empresas en sus anuncios de ofertas de trabajo. Se trata de una cantidad que corresponde al monto anual que se le asignará al trabajador, incluyendo todo tipo de impuestos. Sueldo mensual neto. Realmente, es la cantidad más interesante, puesto que es el dinero que, a fin de cuentas, el trabajador se va a llevar cada mes. Deducciones. Este sueldo mensual se obtiene tras restar las deducciones por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y las aportaciones a la Seguridad Social. Deducciones por IRPF. Se trata de un impuesto directo que grava las rentas obtenidas. El porcentaje de IRPF es muy variable (del 2% al 45% de los ingresos obtenidos) y depende de varios factores. Factores para su cálculo. - Ingresos personales en bruto - Situación familiar: estado civil, número de hijos, ingresos totales familiares, personas discapacitadas a cargo, etc. Aportaciones a la Seguridad Social. El porcentaje correspondiente a cada trabajador se calcula en función de una serie de parámetros: si el contrato es indefinido o bien temporal, sector de actividad al que pertenece el puesto de trabajo, etc.

Base de cotización

Dicho porcentaje se aplica a la base de cotización del trabajador y, aunque es variable, se sitúa en unos porcentajes más estrechos que el IRPF: normalmente entre el 4% y el 7%. Se divide entre el empleado y el empleador. Los porcentajes a pagar se establecen, con periodicidad anual, en los Presupuestos Generales del Estado, y se divide entre el empleado y el empleador.

Otras consideraciones

Otros aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de calcular la nómina son: la existencia de pagas extras, así como su número, y los complementos, los cuales, en ciertos casos, no cotizan a la Seguridad Social.

Artículos misma categoría Contabilidad

Programa de contabilidad: tres consejos sorprendentes para optimizar su uso

Programa de contabilidad: tres consejos sorprendentes para optimizar su uso

Si se desea conocer un programa de contabilidad, solo hay que seguir la información que se detalla a continuación. Aquí se muestra las utilidades que puede ofrecer cualquier tipo de programa de contabilidad, así como unos consejos muy útiles para optimizar al máximo su uso en cualquier tipo de empresa, ya sea grande o pequeña.
Software de gestión comercial: cinco recomendaciones prácticas

Software de gestión comercial: cinco recomendaciones prácticas

La gestión comercial es una de las partes más importantes de cualquier empresa. Para poder ser competitivas, las empresas y compañías están obligadas a ser capaces de conseguir los resultados más eficaces posibles en esta esfera. En el mercado existen muchos programas de gestión comercial, pero para que sean útiles y productivos es altamente recomendable que cumplan las siguientes recomendaciones.