By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. They ensure the proper functioning of our services and display relevant ads. Learn more about cookies and act

No se ha registrado? Crear un OverBlog!

Crear mi blog

Cinco pasos para el diseño de un producto

El mercado actual está cada vez más saturado de productos del mismo tipo pero de numerosas marcas. Esto hace difícil que un producto se diferencie de los demás y quede en la memoria del cliente para que sea su elección a la hora de hacer la cesta de la compra. Durante el proceso de diseño de un producto, el principal objetivo es la originalidad del producto, su diferenciación con respecto a la competencia y convertirlo en la solución a la necesidad del cliente.

Planificar el producto

El proceso de diseño de nuevos productos requiere una serie de pasos que empiezan con un estudio de mercado que libere datos sobre los gustos del público objetivo, sus necesidades, sus compras habituales, su opinión acerca de los productos adquiridos, etc. 1. Elegir el producto. Tras el proceso de generación de ideas, surgen diferentes posibilidades de productos que se pueden crear, pero no todos pueden tener futuro comercial según las pautas actuales de mercado. Las ideas mejor valoradas durante la selección deben probarse para estudiar su perspectiva económica, afinidad con los objetivos y viabilidad en el mercado. 2. Boceto previo del producto. Después de seleccionar el producto adecuado, pueden realizarse bocetos con diseños originales adecuados para las exigencias y objetivos del proyecto. Sobre este boceto se toman decisiones sobre composición, forma, colores, etc. De forma que se consiga un producto atractivo que se adapte a las necesidades del cliente objetivo. En esta fase se recurre a técnicas de diseño gráfico e industrial.

Desarrollo del producto

3. Crear un modelo del producto. A continuación, usando como base los bocetos se realiza un modelo o prototipo del producto. Pueden usarse materiales diferentes para probar el más adecuado, realizarse a mano o mediante el uso de herramientas industriales. 4. Diseño definitivo del producto. Después de estudiar las diferentes opciones del modelo original, se realizan las modificaciones necesarias para mejorarlo y adaptarlo a exigencias del mercado. Así se obtiene un diseño final adecuado para la producción. 5. Pruebas de evaluación. Antes de llevar a cabo el lanzamiento del producto, se somete a pruebas de mercado. A través de usuarios que sirvan de ejemplo del sector de público objetivo, se somete el producto a la opinión de posibles clientes. El paso final es la creación de una campaña de lanzamiento que lo promocione y asegure un buen nivel de ventas durante la vida del producto. Las diferentes fases de la creación requieren profesionales de marketing, diseño gráfico y diseño industrial, cuyo trabajo en equipo garantiza la creación de un producto con potencial comercial.

Artículos misma categoría Marketing

Ventajas de las franquicias frente a comercios con marca propia

Ventajas de las franquicias frente a comercios con marca propia

A la hora de abrir un negocio, si éste puede ser franquiciado, la duda asalta al emprendedor que no sabe si elegir una opción más económica y totalmente propia o confiar en el respaldo de una marca. ¿Cuál es la mejor opción? Las siguientes explicaciones, despejan dudas.
Bancos de Imágenes: cinco buenas recomendaciones.

Bancos de Imágenes: cinco buenas recomendaciones.

Los bancos de imágenes son una solución ideal para quienes buscan imágenes para sus creaciones, tanto en el ámbito empresarial como académico o cualquier otro. Sea cual sea el tipo de necesidad, ofrecemos cinco buenas recomendaciones a la hora de elegir un banco de imágenes.
¿Cómo reforzar la imagen de marca de un producto?

¿Cómo reforzar la imagen de marca de un producto?

Todas las empresas quieren posicionar su producto en el mercado. Esto significa que quieren posicionarlo en la mente del consumidor, que su marca sea la elegida en primer lugar por el cliente. Para ello, hay que seguir una serie de pautas, pues no es fácil ser el número uno en un mercado tan competitivo como el actual.